Saltear al contenido principal

Una vez elegido el país de destino, se debe de evaluar los riesgos en su totalidad (industriales, geopolíticos, de salud, de reputación, de patentes -marca, derechos de autor, sociales, financieros, contables, de corrupción, fiscales y legales).

Algunos países parecen a primera vista muy atractivos debido a que cuentan con varias zonas francas o están situados estratégicamente en las fronteras de grandes mercados (maquiladoras en México, Bangladesh; Para los textiles, India, Pakistán, Etiopía con salarios de 25 euros al mes),… que incluso pueden beneficiarse de un trato preferencial.

Sin embargo, el problema de la mayoría de estos países es sobre todo su inestabilidad política y geopolítica, y las diferentes crisis que pueden afectarlos a lo largo del tiempo.

  • ¿Qué pasará con su sociedad si las autoridades que la aceptaron han sido derrocadas y un nuevo régimen local intenta apoderarse de ella o desviar sus subsidios?
  • ¿Qué hacer si llegase a copiar mi know-how?
  • ¿Cuál sería el daño de la imagen de mi marca si mis clientes se enteran de que estoy empleando gente por menos de 50 euros al mes? ¿O en condiciones indignas? ¿O que mis proveedores locales emplean niños?

Nuestros asesores sopesarán los pros y los contras, pero también estudiarán los riesgos a largo plazo para, como por ejemplo, evitar el riesgo de los trámites aduaneros (EE.UU., Europa,…).

Los asesores de Businexport están a su disposición para un estudio completo y un acompañamiento paso a paso en este camino.

Volver arriba