Saltear al contenido principal

Antes de comenzar una campaña militar, un general revisa sus tropas, entrena a sus hombres para la batalla, toma la medida del adversario y prepara una estrategia con varias tácticas.

Del mismo modo, el ingeniero a cargo de un proyecto de construcción calcula el número de materiales, herramientas necesarias y el número de trabajadores para cada especialidad.

Esto parece ser algo natural, sin embargo, cuando se trata de proyectos internacionales, varias empresas se lanzan a la aventura sin estar lo suficientemente preparadas. Por esta razón, es necesario realizar un diagnóstico previo de la compañía.

¿Cuántas veces hemos encontrado empresas que quieren entrar en el mercado alemán con empleados sin dominio del idioma? ¿Cuántas empresas están convencidas de que basta con enviar un folleto o catalogo en inglés independientemente del país o sin preocuparse por las características locales, por ejemplo enviar a Cataluña un vendedor que sólo habla español?

Por lo tanto, un inventario de las instalaciones es esencial para el éxito de sus futuros proyectos (exportación, importación, creación de una filial, etc.).

Estos preliminares no son una pérdida de tiempo ni mucho menos de dinero, al contrario, le permitirán ahorrar en gastos innecesarios (pedidos, contra-órdenes, tiempo demasiado corto y pérdida de energía, pérdida de motivación, entre otros) que son causados por la falta de preparación.

Businexport y sus colaboradores que cuentan con más de 20 años de experiencia en proyectos internacionales realizarán este diagnóstico antes de iniciar sus operaciones.

Así pues, al final de este inventario, sabremos qué conocimientos (técnicas de comercio internacional, idiomas, etc.) tenemos y si debemos o no subcontratar ciertas tareas a nosotros o a ciertos proveedores de servicios.

De la misma manera, el análisis de las capacidades de sus proveedores nos permitirá asignar los mejores actores para el éxito de sus proyectos.

Volver arriba