Saltear al contenido principal

Una vez elegido el país de destino, todavía hay que estudiar los aspectos contables y administrativos:

  • La contabilidad tiene tendencia a “universalizarse” y hoy en día es mucho más fácil encontrarse en el laberinto de la contabilidad de un país a otro.
  • Sí, pero ten cuidado. No todo puede darse por sentado: ¡subsidios, reducción de las cargas sociales, días festivos, etc., todo influye en su decisión de crear una empresa! Especialmente en los países donde cada región tiene sus propias leyes.
  • No olvides las costumbres y hábitos locales (España: días festivos, ciudad por ciudad, algunos de los cuales pueden o no ser obligatorios. Mauricio: 3 religiones coexisten: ¡hay que respetar las fiestas de las 3 religiones!,…)
  • ¿Son las obligaciones lingüísticas un elemento disuasorio? ¿Cuál es el idioma nacional y qué idiomas se utilizan realmente de hecho? ¿Deben publicarse todos los documentos administrativos en todos estos idiomas?
  • ¿Cuáles son las limitaciones de los convenios colectivos? ¿Exención y obligación de contratar trabajadores discapacitados? ¿Cuáles son las sanciones fiscales (incluidas las penales)?
  • ¿Tenemos que rellenar declaraciones de actividades peligrosas? ¿Cuál es el nivel de impugnación o negociación de una decisión de las autoridades locales?
  • ¿Cuál es el poder de los controladores? ¿Existen riesgos de corrupción?
  • ¿Cómo se deben llevar a cabo los procedimientos administrativos? ¿En línea? ¿A través de un contador o un alguacil? ¿Un abogado? ¿Un notario? ¿Cuáles son los costos y la duración de estos procedimientos?
  • Países con múltiples monedas: ¿En qué moneda debe llevar sus cuentas? ¿Se puede repatriar el capital y las divisas?
  • ¿Cuáles son los derechos de aduana? ¿Se puede beneficiar de los regímenes preferenciales en función del origen de los productos o de su destino final?

Los asesores de Businexport están a su disposición para un estudio completo y un acompañamiento paso a paso en este camino.

Volver arriba